Salón comedor familiar en Madrid

Diciembre 2018 > Madrid

Una familia con dos niños pequeños quería darle un impulso a la zona pública y de recibir de su casa. Querían dejar de tener juguetes y cochecitos y convertir su salón en un lugar relajado, que poder compartir con amigos y familia.  La poca luminosidad del espacio y la dimensión del mismo deberían contrarrestarse con elementos decorativos que consiguieran generar luminosidad y frescura. Para ello, se pintaron las paredes y ventanas con un color muy luminoso de MC Pinturas y se quitaron las puertas de entrada al salón desde el hall. En el mobiliario se contó con las mesas y aparador de Bois Et Fer y los textiles de Gancedo que aportan dinamismo y confort a un sofá crudo. Los detalles de la iluminación de Nothern asi como la cestita de Mila dan ese toque de diseño a este espacio familiar.

Calidez y luz para un espacio familiar